Nuestra marca

Manifiesto de nuestra marca

Larga vida a las patatas. Es el tercer cultivo más importante del mundo. Y a medida que crece la población, también crece la demanda de patatas. Mejor tecnología. Recetas más sabrosas. Procesos más sostenibles. Ideas que cambien el juego y más pensamiento inventivo. Aquí es donde entramos en juego. Como líderes de una industria global, es nuestra responsabilidad estar siempre dos pasos por delante. Desafiar constantemente al status quo. Preguntarnos sin descanso: «¿y si?». Y nunca jamás acomodarnos. Creemos que nuestra inventiva ayudará a cambiar el mundo de manera que no solo satisfará a una población creciente, sino que cuidará el entorno y hará que la industria también avance. Cuando miramos una patata, no solo vemos una patata. Vemos posibilidades.

Two happy Lamb Weston employees in one of the plants

Historia de nuestra marca

Cada gran invento empieza con un poco de curiosidad. «¿Hay una forma mejor de cortar las patatas?» es algo que el fundador de la marca, Gilbert Lamb, se preguntó. Con algo de inspiración del juego del sóftbol, esta pregunta inspiró la creación de nuestro cuchillo con chorro de agua. A fecha de hoy, continúa siendo el estándar de la industria. Creamos las patatas fritas Twister. Crisscuts. Somos pioneros en la tecnología que ha llevado a la patata frita de calidad al siglo XXI. Nuestra planta de patata dulce de EE UU es la más sostenible de su clase, ahorrando más de 1,5 millones de litros de agua al año. Purificamos las aguas residuales de nuestras fábricas hasta tal punto que se puede reutilizar en nuestro proceso de producción. Algunas de nuestras mejores ideas vienen de ideas inusuales y aunque no todas las ideas llegan a buen puerto, lo importante es seguir intentándolo siempre. Es tarea de todos y cada uno de nosotros en Lamb Weston seguir desafiándonos, seguir haciéndonos preguntas. Cuando miramos a una patata, vemos posibilidades."