¿Cómo se cosechan las patatas?

Para obtener la patata perfecta, el tiempo de cultivo es de vital importancia. Esto incluye el momento de cosecha. Perdón....de arrancar la patata. Tiene lugar entre julio y noviembre en Europa, según el tipo de patata. ¿Pero qué implica el proceso de arrancar la patata?

Hacemos todo lo posible para recolectar patatas grandes y sanas, ya que son básicas para conseguir la patata frita perfecta. Para lograrlo, buscamos los tipos más adecuados en el momento adecuado, para garantizar calidad consistente y disponibilidad durante todo el año.

Big data para "big" patatas
Así pues, la temporización adecuada es un requisito primordial. Lo bueno es que este punto se está viendo beneficiado por los datos proporcionados por la ciencia moderna y las nuevas e innovadoras técnicas. Piensa en el control del cielo con drones, la agricultura de precisión con GPS y las denominadas fotografías hiperespectrales para medir la biomasa y la temperatura. Cada vez hay más cantidad de datos procedentes de granjeros y puntos de producción. Esta big data se recopila y utiliza para investigar, de manera continua, nuevas opciones para hacer que todo el proceso sea más eficiente y sostenible. Perfecto. Vamos a dejar esto por un segundo.

Hasta nueve meses
Cuando llega el momento de arrancar la patata, los cosechadores de patata primero retiran la parte de la planta que se encuentra en la superficie. Aunque pueda sonar irónico, las plantas muertas suelen esconder patatas más firmes y sanas. Unas tres semanas más tarde (a mediados de septiembre, normalmente), las patatas se retiran del suelo utilizando las máquinas de extracción.

No obstante, se almacena parte de la cosecha para su posterior procesamiento con el fin de suministrar patatas a nuestros clientes durante todo el año. Decidir si las patatas son adecuadas o no para su almacenamiento dependerá de su tipo. Las patatas almacenadas pueden procesarse y convertirse en patatas fritas en noviembre y julio. Durante su almacenamiento, las patatas llevan un control riguroso (p.ej. en lo relativo a la correcta temperatura). Además, se toman muestras periódicamente para garantizar su calidad. Algunas patatas pueden almacenarse durante un periodo de hasta 9 meses después de haber sido cosechadas.

Tratar con cuidado
Transportamos las patatas hasta los puntos de producción con camiones. Allí se descargan y preparan para su comprobación y procesamiento. Durante su almacenamiento y transporte es importante tratarlas con sumo cuidado. Si no se tratan bien, podrían dañarse y si sufren daños, no podrán procesarse. ¿Verdad que no te gustaría freír patatas con magulladuras? Hacemos todo lo que está en nuestras manos para ofrecer inmejorables patatas que sean perfectas en tamaño, composición y condición, para procesarlas y obtener patatas fritas recién congeladas.